EMJI 2019 en la revista Vida Nueva

José Fitzgerald: “Será la primera vez que una pre-jornada de la JMJ se prepara para recibir a los jóvenes indígenas del mundo”

  • El presidente del comité organizador del Encuentro Mundial de la Juventud Indígena 2019 (EMJI), explica a Vida Nueva los detalles de esta iniciativa que se desarrollará durante los “días en las diócesis”, del 17 al 21 de enero de 2019
  • “Mantenemos la esperanza de que el Papa dirigirá una palabra específica a los jóvenes indígenas presente en la JMJ, quizás durante alguno de los actos centrales en la ciudad de Panamá”

“Asumimos la memoria de nuestro pasado para construir el futuro con valentía”. Bajo este lema, los organizadores del Encuentro Mundial de la Juventud Indígena 2019 (EMJI) avanzan en los preparativos de la pre-jornada de la Jornada Mundial de la Juventud 2019 (JMJ), que reunirá a cientos de jóvenes de los diversos pueblos originarios del mundo, para reflexionar y celebrar la fe en Cristo desde la riqueza milenaria de nuestras culturas.

El EMJI se realizará en Panamá, entre los días 17 y 21 de enero de 2019, en la comunidad de Soloy, comarca Ngäbe-Buglé, y será una oportunidad propicia para responder a la invitación del papa Francisco a la juventud de agradecer por la “historia de nuestros pueblos y asumir con valentía los desafíos que nos rodean, para seguir adelante llenos de esperanza en la construcción del otro mundo posible”. Finalizado el EMJI, sus participantes se incorporarán a la JMJ en la Ciudad de Panamá.

En exclusiva para Vida Nueva, José Fitzgerald, secretario ejecutivo de  la Coordinación Nacional de Pastoral Indígena (CONAPI) –principal organización promotora del encuentro, junto a un comité nacional y local–, expresó que la iniciativa de involucrar a los jóvenes indígenas en la JMJ y mostrar la cara indígena de la iglesia, “tomó fuerza en una reunión regional de pastoral indígena en Chiapas, México, en octubre de 2016, donde los obispos encargados de esta pastoral indígena de varios países, pidieron a CONAPI Panamá presentar una propuesta concreta”. La propuesta está en marcha con el apoyo de los obispos de Panamá.

Padre José Fitzgerald, secretario ejecutivo de CONAPI

“El EMJI es del conocimiento del Papa”

PREGUNTA.- ¿Esperan algún pronunciamiento del papa Francisco?

RESPUESTA.- Nos alegra mucho la atención particular que el Papa ha dado a los pueblos indígenas en sus visitas a México, Chile y Perú. El EMJI es del conocimiento del papa Francisco, quien enfatizó la importancia del mismo durante la visita ad limina de la Conferencia Episcopal Panameña en Roma, en 2017. Mantenemos la esperanza de que el Papa dirigirá una palabra específica a los jóvenes indígenas presente en la JMJ, quizás durante alguno de los actos centrales en la ciudad de Panamá.

Los 1.700 participantes del EMJI serán jóvenes indígenas de varios países del mundo, acompañados por agentes de pastoral y asesores.  Un sub-grupo de los participantes EMJI serán los 200 líderes formados por medio de procesos de capacitaciones y de la metodología ‘aprender haciendo’, para ser protagonistas de los varios niveles de organización y en comisiones de trabajo, de manera tal que la experiencia organizativa y el liderazgo tenga un impacto más allá del EMJI.

Sabiduría desde las propias culturas

P.- ¿Cuáles actividades específicas se realizarán durante la pre-jornada para promover la reflexión y celebrar la fe en Cristo desde la riqueza milenaria de las culturas indígenas? 

R.- El lema del EMJI es “Asumimos la memoria de nuestro pasado para construir la esperanza con valentía”.  Viene de las palabras del papa Francisco a los voluntarios, al terminar la JMJ en Cracovia, en 2016.  El lema da los parámetros de la reflexión previa y del mismo encuentro, donde los jóvenes reflexionarán sobre los retos actuales a la luz de la fe cristiana y la gran sabiduría de sus propias culturas.

Algunos temas incluyen:

  • La identidad indígena: Para la gran mayoría de los jóvenes indígenas, su etnia ha sido y sigue siendo una causa de discriminación en sus respectivos países. Los jóvenes indígenas a nivel mundial están experimentando una crisis de identidad estando entre dos mundos: su cultura particular y la sociedad en general. Durante el EMJI, corresponderá a los distintos pueblos presentar en forma artística (fotos, arte, poesía, danza, canto, etc.) los testimonios vividos al confrontar con éxito los desafíos pasados y actuales.
  • Cuidar la ‘Casa Común’: La integridad del ambiente en los territorios indígenas está en perpetua amenaza por las políticas energéticas (hidroeléctricas en los ríos) y de extracción (minerías metálicas, petróleo). Las ‘áreas verdes’ del mundo coinciden con la presencia indígena, por ser culturas que buscan la vivencia armónica con la naturaleza. Fortalecer las sabidurías de los varios pueblos referentes a la vivencia armónica con la creación es uno de los ejes principales del EMJI.
  • Síntesis entre la fe cristiana e indígena: Con una fidelidad a los dos amos (indígena y cristiano), los pueblos indígenas mantienen procesos de síntesis entre su fe ancestral y cristiana, que resultan en expresiones de la fe en Cristo desde las culturas particulares, donde estos dos amos se encuentran en armonía y sin contradicción. Parte de la preparación para el EMJI será reflexionar sobre estos procesos y expresiones, para compartirlos con alegría con los demás pueblos.

Una preocupación con una larga historia

P.- ¿Cómo pueden participar los jóvenes indígenas interesados?

R.- Los jóvenes interesados tendrán los mismos procesos, como los demás peregrinos de la JMJ que vienen para experiencias de pre-jornada. Deben inscribe, a la vez, en los dos eventos (EMJI y JMJ).  Llegan al encuentro del EMJI el 17 de enero de 2019 y, al terminar, siguen con los demás peregrinos a la JMJ en la Ciudad de Panamá. La mejor forma de conseguir la información específica de inscripción es a través la web, donde estamos brindando la información pertinente.

La preocupación por la participación indígena en la JMJ tiene una larga historia. En Argentina, Brasil, Australia, Canadá, etc; la Iglesia se preocupó por la digna participación de los jóvenes indígenas en la JMJ. Con el EMJI será la primera vez que una pre-jornada de la JMJ se prepara para recibir exclusivamente a los jóvenes indígenas del mundo. Tenemos la esperanza de que, por medio del Dicasterio de Familia y Vida podamos continuar la experiencia, aunque dependerá mucho de dónde será la próxima sede de la JMJ.

El apoyo de los obispos

P.- ¿Qué obispos de la pastoral indígena están más vinculados al EMJI 2019?

R.- Todos los obispos de Panamá aprobaron con entusiasmo la organización del EMJI durante su asamblea ordinaria en enero 2017. Monseñor Pablo Varela es el presidente de CONAPI. El cardenal José Luis Lacunza, ordinario de la Diócesis de David, abrió la puerta para tener el encuentro en la zona indígena de la diócesis y ha apoyado la organización del mismo. Los obispos encargados de pastoral indígena en los respectivos países, a lo largo del continente, confirmaron su compromiso en apoyar el EMJI durante el Simposio de Teología Indígena que se realizó en Paraguay, en septiembre 2017. Monseñor Felipe Arizmendi, obispo emérito de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, encargado de Pastoral Indígena a nivel de CELAM, ha apoyado el EMJI desde las primeras conversaciones.

Entre los objetivos de todo el proceso formativo y organizativo (no solamente el encuentro en sí), se destacan: la inclusión social de la población excluida en la Iglesia y en la sociedad; la formación de líderes indígenas jóvenes en el servicio a la Iglesia y a la sociedad; y el aumento de la conciencia de los dones de la juventud indígena. Esperamos también fortalecer la colaboración e intercambio de los pueblos indígenas en la sociedad y en la Iglesia por medio del proceso organizativo EMJI.  

P.- ¿Tienen previsto hacer algunas peticiones y/o aportes como insumo al Sínodo Panamazónico, entendiendo las complejidades de nuestros pueblos indígenas de la zona?

R.- No existe una relación directa entre el EMJI y el Sínodo. Sin embargo, estamos conscientes de que el EMJI toma lugar después del Sínodo sobre los jóvenes y antes del Sínodo Pan-amazónico, los cuales tratarán temas importantes para la población participante del EMJI.

“Los jóvenes indígenas están buscando un lugar digno”

P.- ¿Cuál es su mensaje al mundo y los desafíos de cara al EMJI 2019?

R.- Los jóvenes indígenas están buscando un lugar digno en la sociedad y en la iglesia.  Son jóvenes con muchos talentos, energía y fe.  Muchos están en momentos de “reencontrarse” con sus propias raíces culturales y la riqueza de sus tradiciones. Frente de un mundo en crisis por el individualismo y consumismo, los jóvenes indígenas han encontrado en sus pueblos un camino que busca la armonía con la creación y los demás, conocimientos y modos de vida que el mundo actual necesita urgentemente. Por eso, las palabras del Papa –en Laudato Si’, en los discursos a los Movimiento Populares, en los encuentros con pueblos indígenas, etc.–, anima a los jóvenes indígenas seguir con su compromiso en la construcción del “otro mundo posible”.

*     *     *

Las expectativas de los jóvenes indígenas

Vida Nueva también pudo conocer las expectativas de algunos jóvenes que se preparan para participar en el EMJI:

Widiligiyai Guerrero, joven del pueblo Guna

“La expectativa que tengo es que participen todos los jóvenes indígenas, llenos de amor, para compartir la fe en Cristo. Conocer diferentes culturas que Dios nos regaló, apreciarlas y, sobre todo, divertirnos como familia. Será una bonita experiencia. No solo para mí, sino compartir con otros jóvenes que no fueron al encuentro” (Widiligiyai Guerrero, del pueblo Guna)

Rubén García, joven del pueblo Ngäbe

“Compartir lo que es la Palabra de Dios y aprender más de ella por medio del peregrinar, además de contribuir en las distintas comisiones para realizar las actividades durante el encuentro” (Rubén García, del pueblo Ngäbe).

Jazmín Morris, joven del pueblo Guna

“En este encuentro con la juventud indígena, espero conocer muchos jóvenes, hacer amistades, compartir alegría. Que todos nosotros como hermanos indígenas que somos, podamos ayudar a aquellos que no conozcan de donde vienen, hablarles y compartir historias y raíces, y yo también aprender de ellos, apoyarnos los unos a los otros. Unirnos para que conozcan lo maravilloso y hermoso que es cada cultura indígena. Compartir con ellos apoyarlos en lo que necesitan en cada situación. Durante el evento, saber que siempre nos acompaña la virgen María y Jesús en cada camino que hagamos” (Jazmín Morris, del pueblo Guna).

Maricruz Concepción, joven del pueblo Ngäbe

“De este encuentro esperamos un cambio de vida para ser jóvenes con buenas actitudes y deseos de seguir el camino hacia Dios. Mi expectativa es que después de la JMJ quiero llevar esa fe que tengo en Cristo hacia otros jóvenes para que podamos seguir evangelizando con la Palabra de Dios” (Maricruz Concepción, del pueblo Ngäbe).

Deja un comentario

Menú de cierre